La incontinencia urinaria está entre los problemas femeninos más comunes en las mujeres de 35 años en adelante y deteriora seriamente la calidad de vida. Puede ser de varios tipos y de varios niveles: por esfuerzos (riendo o tosiendo, cogiendo peso), de urgencia (perdida involuntaria de orina causada por una perdida de control del estímulo de la micción por parte del cerebro), mixto (que presenta conjuntamente incontinencia por esfuerzos y por necesidad ) o por desbordamiento (sucede cuando la  vejiga está tan llena que la presión interna es superior a la de la uretra).

La vergüenza impide afrontar el problema que a menudo se vive con resignación pero hoy, finalmente existen tratamientos a la vanguardia y mini-invasivos que tratan este problema.*

* La incontinencia urinaria es un problema complejo que necesita un diagnóstico preciso de su médico de confianza antes de ser tratado.